DSC06507

Publicado el

Por Gabriela Oria

El apetito o deseo sexual es una energía maravillosa que motiva a los esposos a lograr grandes proyectos juntos en todas las etapas de la vida, con matices diferentes. Los esposos durante la lactancia pueden experimentar una vida sexual plena lo que significa besarse, abrazarse, estar juntos, comunicarse intensamente y acariciarse afirmando su amor. Todo esto produce occitocina que es la llamada hormona del amor, -tanto en el hombre como en la mujer- la occitocina acentúa el deseo de estar unidos y de compartir la aventura del cuidado de su nuevo bebé.
La occitocina juega un importante papel en la sexualidad, estimula las contracciones uterinas, la exitación sexual, el orgasmo y la sensación de enorme bienestar y satisfacción espiritual después de la relación sexual-genital. El contacto físico (no genital) o el solo hecho de mirarse como pareja, estimula la producción de esta hormona. En la lactancia la occitocina provoca la erección del pezón, aumenta el fujo de sangre a los senos y a la piel de la mama haciéndola mas tibia para mantener calientito al bebé. Contribuye a que ocurra el fujo de nutrientes de la sangre a su leche así como a que la madre experimente sentimientos de calma y tenga mayor tolerancia al dolor, lo que le ayuda a recuperarse mas fácilmente del parto.
Los cambios en el cuerpo que ocurrren en el embarazo y en el puerperio a veces son difíciles de manejar para algunas mujeres que experimentan sentimientos de inseguridad, sólo el sentirse verdaderamente amadas les ayuda a reconocer la belleza que encierran dichos cambios cuya razón de ser es, literalmente, estar dando la vida a su hijo.
Cuando el hombre y la mujer se dan cuenta de ello son capaces de valorar todo lo que les esta ocurriendo. En ocasiones su amor no se expresa con relaciones sexuales-genitales, debido a que la mujer se está recuperando del parto y asumiendo el reto que implica la lactancia, contenerse temporalmente de relaciones genitales no daña al amor sino que el hombre demuestra tener como prioridad lo que sea mejor para su esposa y disfruta enormemente cuando ella despliega su maternidad y amamanta a su hijo, reafirmándole con su apoyo cuanto la ama. Y es que cuando es así, la lactancia es una etapa donde la pareja puede ser muy creativa buscando la hora y el lugar preciso para tener encuentros íntimos, románticos y experimentar el gozo de un verdadero abrazo esponsal.

Es importante saber que si la madre amamanta de forma exclusiva al bebé, los primeros 56 dias después del parto son totalmente infértiles ya que por la acción de las hormonas, la ovulación está inhibida.  Posteriormente la fertilidad se va a restablecer en un tiempo variable para cada mujer, pueden pasar seis o mas meses sin ovular y sin menstruar sin embargo, también es posible que ocurra antes.   Para planear responsablemente tu familia es de gran ayuda observar los bio-marcadores que revelan el retorno de tu fertilidad con certeza, identificando el retorno de la fertilidad. Se puede lograr aplicando en pareja el Creighton Model System.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

Lactancia materna un nuevo paradigma

por Gabriela Oria y Patricia Ochoa Tu puedes decidir con libertad amamantar a tu bebé y permitir que la función instintiva te guie respetando su magnifico diseño natural. Para el

¿No ha nacido tu bebé? Cómo enfrentar el reto del trabajo de parto

El periodo de gestación en los seres humanos es de  aproximadamente de 280 días,  es decir, 40 semanas, tiempo en que a partir de la fecundación del óvulo de la