psicopro

Publicado el

Después del asombro que implica la certeza de estar esperando un bebé, transcurren los tres primeros meses del embarazo en los que el cuerpo de la madre se adapta perfectamente para albergar al bebé, darle seguridad, nutrición, amor, así como el ambiente idóneo para crecer y madurar hasta estar listo para nacer.

La preparación para recibir al bebé se da de varias formas importantes y complementarias.

-En primer lugar se da en el cuerpo de la mujer madre ya que todos sus órganos y sistemas se modifican y se adaptan para funcionar de forma perfecta en el momento del parto así como para la función de la lactancia.

-En segundo término la preparación para recibir al bebé se dá en la familia. Las pláticas con la propia madre, las abuelas, tias, primas, hermanas y amigas entrañables  transmiten a la nueva mamá su experiencia y conocimiento sobre todo lo que implica el maravilloso proceso de la maternidad pasando de una generación a otra la sabiduría milenaria y siempre presente de la mujer.  Desafortunadamente, en el siglo XX la mujer fue sacada de su casa y de su entorno familiar para el parto, el cual se transformó en algo desconocido, en un evento peligroso de hospital  viviéndolo bajo los efectos de drogas que eliminaban su estado consciente y su participación activa. En  la actualidad  en muchos casos el parto se ha transformado en una intervención quirúrgica llamada cesárea cada vez mas practicada. Esta realidad tuvo como consecuencia que la comunicación de la experiencia de las mujeres en lo referente al parto se cortara y se distorsionara severamente al grado de sentirse incapaz, vulnerable y aterrorizada.

-En tercer lugar la preparación para el parto se obtiene con Educación Perinatal asistiendo a los cursos de Psicoprofilaxis en los que resuelven sus dudas y preguntas,  trabajan en los aspectos cognoscitivos, las habilidadades físicas y la fortaleza emocional y espiritual que se requiere para el parto, logrando:

-Recuperar la confianza en el proceso del parto natural así como en la habilidad innata de la mujer para parir con salud, con confianza y experimentando el gozo de recibir a su bebé .

-Realizar un plan personalizado para el nacimiento de su bebé según sus necesidades personales, su estado de salud y las circunstancias muy particulares de cada caso.

-Llevar  a la práctica las medidas de atención materno-infantil que promuevan el parto natural y saludable así como  la lactancia materna exitosa:

A) Permitir pacientemente que el parto inicie por si mismo,

B) Moverse, caminar, alternar posiciones según ella lo requiera para sentirse cómoda;  sentada, de rodilllas , en cuclillas, a gatas, caminando, usar la regadero o la tina.

C) Contar con alguna persona que le brinde apoyo contínuo durante todo el trabajo de parto que puede ser su marido, un familiar, alguien querido o una doula (acompañante profesional en el parto)

D) Evitar intervenciones médicas por rutina tales como inducción del parto, rasurado del vello púbico (tricotomía), enema, aplicación de suero en la vena, bloqueo peridural y cesárea.

E) Pujar para dar a luz en posiciones verticales evitando hacerlo acostada sobre su espalda.

D) Mantener al bebé junto a su madre desde el momento de su nacimiento y durante la primera hora  al menos ypara permitir el sano proceso de la expulsión de la placenta disminuyendo la hemorragia, favoreciendo el apego materno infantil y  el inicio de la lactancia.

Es muy importante que los padres que esperan un bebé tengan una preparación formal asistiendo a los cursos de Psicoprofilaxis para que sean capaces de formular un plan para su parto en base al conocimiento y a sus propias decisiones libres e informadas sintiéndose seguros, capaces y listos para recibir a su bebé quien es el fruto maduro de su amor.

 

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

Nutrición saludable, el inicio de una maternidad responsable

La maravillosa capacidad con que la naturaleza dotó a la pareja humana para concebir a un bebé implica que, como mujer, has recibido la fortaleza para que tu organismo aporte

Maternidad: vivencia que enriquece

Las personas hemos sido creadas en dos versiones: hombre y mujer. Ambos compartimos la misma naturaleza humana específica y maravillosa. Somos espíritus encarnados, capaces de amar y con un enorme