El apego es el vínculo que se da entre el bebé y su madre. El vínculo de apego incia desde la concepción, dos  o mas semanas antes de que la madre descubre que está embarazada y es que se trata de la relación entre ella y su bebé. Ocurre primero de forma inconsciente pues los cuerpos de ambos dialogan desde el ámbito biológico haciéndose posible que el cuerpo de la madre acoja a su bebé como un ser distinto a ella y adapte sus órganos a sistemas para permitirle crecer dentro de ella.

Cuando la madre hace conciencia de su embarazo, inicia el proceso emocional, psicológico e intelectual por medio del cual la madre decide vincularse con su bebé de manera voluntaria y libre. Comienza a hablarle, está alerta de sus sensaciones y acepta las manifestaciones que se notan en su cuerpo que le indican sus presencia.

Conforma avanza el embarazo la madre empieza a sentir los movimientos del bebé y sus pataditas que continuamente le confirman la realidad de que su hijo vive dentro de ella y demuestra su vitalidad moviéndose mucho alternando con periodos de sueño y reposo.

Para promover y fortalecer el vínculo de apego con el bebé es muy importante que el bebé no sea separado de su madre sino que esté con ella a partir de su nacimiento al menos durante la primera hora de vida y luego en alojamiento conjunto durante la estancia hospitalaria, para conocerlo, descubrir sus reacciones, saber interpretar sus señales de hambre, su llanto y sus necesidades. Todo esto estimula el instinto materno por las altas concentraciones de occitocina en el organismo de la madre que acrecenta el amor entre los dos y genera un sentimiento que podemos resumir en la frase «contigo para siempre».

A largo plazo se favorece una mejor relación, mejor comprensión y un desempeño mas eficiente y acertivo tanto en la crianza como en la educación ya que se han sentado las bases para que el vínculo de apego continúe de manera saludable en las subsecuentes etapas de la vida entre la madre y su hijo.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

Psicoprofilaxis: herramienta integral para recibir al bebé

Después del asombro que implica la certeza de estar esperando un bebé, transcurren los tres primeros meses del embarazo en los que el cuerpo de la madre se adapta perfectamente

Método Lamaze

Ante el acontecimiento de mayor trascendencia en la mujer, como lo es  un embarazo y el momento del pato, se ha comprobado que tanto la participación de la familia durante