vacaciones

Publicado el

Las vacaciones son un “alto” en la vida habitual; un período de tiempo en el que interrumpimos nuestras actividades cotidianas, generalmente de trabajo o de estudio, para realizar otras diferentes y, a veces, más divertidas.

 

Como todos necesitamos descansar de nuestra rutina y tomar un descanso, que mejor que sea en familia compartiendo y conviviendo con las personas que más queremos. Así, juntos podremos gozar con nuestros hijos de cualquier edad inclusive con los más pequeños y los bebés.

 

¿Cómo hacerlo?

Para lograr que el periodo vacacional sea un evento de felicidad, es necesario invertir tiempo y reflexión en su planeación. Primero necesitamos información básica respondiendo a unas simples preguntas, tales como:

1. ¿Quiénes vamos a viajar?

2. ¿Cuáles son las edades y las circunstancias personales de cada una de las personas que viajan?

3. ¿Cuánto dinero tenemos para gastar?

4. ¿Qué queremos lograr durante la experiencia de nuestras vacaciones? Conocernos más, descansar, convivir, buscar un tiempo para meditar y orar, ir a un lugar nuevo, realizar algún deporte, disfrutar la compañía de nuestra familia, visitar a alguna persona querida, festejar algún aniversario, etc.

 

De acuerdo a las respuestas podremos definir:

1. El lugar, que será el más apropiado para disfrutar las vacaciones de acuerdo a los que buscamos.

2. El tiempo que deseamos destinar, para que nuestro presupuesto sea suficiente y podamos disfrutar de este espacio con tranquilidad.

3. Las actividades, que estarán orientadas a cumplir las metas que nos hemos propuesto. Incluso si es necesario hacer horarios y reservaciones, es importante que todos los que viajan participen en esta planeación para que estén motivados y se comprometan a cooperar en beneficio de la familia.

4. Los documentos a tramitar, ya sean pasaportes, visas, boletos de avión, de tren o camión. En este sentido también se deben garantizar las buenas condiciones de nuestro automóvil (llantas, motor, servicio) si es que se viajará en él.

 

Durante las vacaciones ayuda mucho pensar en los demás, por lo que si lo hace cada uno del grupo, todos se sentirán felices y tomados en cuenta. Para esto también se recomienda:

  1. Planear y respetar el plan así como las actividades organizadas para que el tiempo rinda.
  2. Ser puntuales y cooperadores.
  3. Tener actitud positiva y disfrutar todas las cosas buenas que se presentan durante las vacaciones, tratando de pasar por alto los aspectos negativos.
  4. Esforzarse para que todos la pasen bien, ayudando a los demás cuando lo necesiten.
  5. Apoyar a las mamás con niños pequeños o bebés de pecho para que los alimenten cuando sea necesario y se sientan acogidas y respetadas.
  6. Tener paciencia y buen humor especialmente con los bebés, los niños o las personas mayores.
  7. Delegar responsabilidades y confiar en los demás.
  8. Platicar mucho, compartir sentimientos, experiencias, reírse y abrazarse.
  9. Aprovechar cada instante, gozarlo intensamente y evitar cualquier cosa que pueda dañar nuestra relación con los demás o poner en peligro nuestra vida o salud.

10. Mantener la alegría.

 

Finalmente, no olvidemos agradecer a los organizadores, a los que hicieron los pagos y a quienes hacen posible que en verdad disfrutemos un feliz periodo de descanso que, sin duda, favorecerá a que volvamos con entusiasmo y con mayor gusto a nuestra vida cotidiana.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

Prevención y detección del cáncer en la mujer

Por Gabriela Oria El Centro de Estudio y Formación Integral de la Mujer (Cefim), en colaboración con la Clínica Mayo, organizó una importante conferencia impartida por el Dr. Javier Magriña

La familia, sistema de apoyo perfecto para la mujer en el parto.

Por Gabriela Oria   Sabemos que el parto tiene un impacto profundo en la mujer,  por ello el apoyo que recibe de su familia es trascendental, en tanto le ayudará