Publicado el

Por medio de un monitor se registra, se grafica e imprime la intensidad y la frecuencia de las contracciones uterinas, la frecuencia cardiaca fetal y los movimientos del bebé.
Es importante monitorear al bebé, pero no es necesario que este monitoreo sea continuo. Debe ser intermitente para permitir a la madre moverse, cambiar de posición, caminar e ir al baño, es importante evitar confinar a la madre en cama para favorecer el parto natural y la salud de la madre como la de su bebé.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

El parto nos transforma en madre y en padre

por Gabriela Oria El período de gestación en los seres humanos es de  aproximadamente de 280 días,  es decir, 40 semanas, tiempo en que a partir de la fecundación del

La intimidad de la pareja después de la llegada del bebé.

Por Gabriela Oria Decidir tener relaciones sexuales genitales cuando nazca nuestro bebé, es una preocupación de muchas parejas y la respuesta en breve es ¡claro que si! Es fundamental tener